Sala Abierta de Lectura Tandil
Proyectos TrascendentesUn poco de historia El Ser y el Quehacer Fundamentos de la Tarea Gobierno y Cogestión Reconocimientos Proyectos Trascendentes

 

UN POCO DE HISTORIA

En el año 1979, por circunstancias históricas, políticas y laborales un grupo de docentes de la ciudad de Tandil, comenzó a compartir la necesidad de producir cambios en sus ámbitos de trabajo: aulas, bibliotecas y gabinetes del sistema educativo. Integraban este grupo directivos, maestras, profesoras, asistentes educacionales y sociales,padres y la librera de la ciudad.

Los convocaban temas candentes: el uso pobre y deficiente de la lengua escrita, el rechazo ideológico hacia la dictadura militar que gobernaba el país y prohibía libros, ideas y autores; pero, fundamentalmente, el deseo de cambiar la realidad educativa que los desequilibraba a diario.

Estas circunstancias provocaron, en el grupo constituido, capacitaciones, lecturas y proyectos de acción que dieron forma  posteriormente a dos asociaciones sucesivas en el tiempo:El Club de Narradores de Tandil (1982) y La Asociación Amigos de la Sala Abierta de Lectura infanto Juvenil Biblioteca Popular Municipal(1987).

La preocupación fundamental de los integrantes del grupo era la calidad de la alfabetización de los egresados del sistema educativo. Esto abarcaba una serie de problemas:

  • las deficiencias en la lectura y escritura  de los alumnos mayores,
  • la adquisición de la lengua escrita en los primeros grados,
  • las brechas existentes entre los niños de las zonas más desprotegidas y los de la zona urbana (puestas de manifiesto en los altos índices de repitencia y deserción en las escuelas de barrios periféricos)
  • el escaso interés de todos los chicos por los materiales de lectura que habitualmente se les ofrecía en las escuelas: el Libro de Lectura, el Manual del alumno y las fotocopias que circulaban (y aún circulan) con el pretexto de no producir mayores gastos en los hogares pobres.

El análisis de estos problemas sumado a los resultados de algunas experiencias alentadoras:

Circulación de buenos libros de literatura infantil con muy buena aceptación entre alumnos e hijos de los  docentes y padres autoconvocados.

Visitas a la librería con los alumnos e interés manifiesto de los chicos por el material bibliográfico que les posibilitaba consultar, hojear, leer y comprar en cómodas cuotas mensuales ofrecidas por la librera.

Organización de bibliotecas escolares o de aula con libros de literatura infantil y juvenil contando con algún apoyo de directivos y el material de los propios docentes.

 

permitieron el nacimiento de las primeras ideas disparadoras, que se convertirían, con el tiempo, en principios orientadores de la tarea institucional de la Sala Abierta de Lectura:

    • A leer y escribir se aprende leyendo y escribiendo.
    • Los chicos leen –y utilizan la lectura con placer y pertinencia– cuando los adultos les ofrecemos un tiempo, un espacio de comentarios y reflexiones y buenos materiales.
    • La gramática es una actividad de y para los lingüistas; los niños sólo la necesitan cuando escriben y  modifican sus propios escritos.
    • La lectura debe ser “interesante” si se aspira a lograr hábitos lectores y la literatura infantil y juvenil es el recurso por excelencia.
    • Las propuestas para favorecer la escritura deben ser múltiples y variadas tratando de reproducir en la escuela lo que ocurre en la realidad.
    • Los métodos para alfabetizar inicialmente a los alumnos deben ser revisados a la luz de los aportes teóricos pues es en este momento cuando se forman los futuros lectores.
    • Narrar cuentos no es suficiente para producir el acercamiento entre el niño y el libro, es necesario poner éste en sus manos.

    Esta última certeza lleva al grupo a la búsqueda de nuevas alternativas para contribuir al logro de una mejor alfabetización de niños y jóvenes de la comunidad. Era el momento de imaginar algo distinto, capaz de atraer a los posibles lectores:

     Una biblioteca para niños y jóvenes en la cual un bibliotecario idóneo orientara siempre al lector y leyera para ellos en voz alta, con un ambiente y mobiliario acogedores y funcionales a sus edades, libros al alcance de todos y especialmente un clima amigable que  favoreciera el intercambio, la participación y la posibilidad de expresarse.

    Una biblioteca que ofreciera a maestros, profesores y adultos (a cargo de la educación o contención de niños y jóvenes) material bibliográfico, capacitación y actualización, sesiones de animación a la lectura en la sede, encuentros y jornadas de  narración  en instituciones, etc...

    Una biblioteca que acercara libros a quienes no los poseyeran en las comunidades suburbanas y rurales y, a la vez, promoviera, en esos ámbitos, la lectura, la escritura y la oralidad.

    Una  biblioteca que creara lazos de lectura con personas, instituciones, familias y líderes comunitarios, en la ciudad y fundamentalmente en aquellas zonas y barriadas consideradas en riesgo sociocultural, contribuyendo a  reactivar y/o crear bibliotecas.

    ¿Qué objetivos se propondría esta biblioteca que marcaran claramente su accionar desde el mismo momento de su concepción y en el futuro pudieran mantenerse?

    • Acercar libros y promover la lectura en niños, jóvenes y adultos;
    • Propender a un uso libre y creativo del lenguaje;
    • Posibilitar la capacitación y actualización de docentes y otros mediadores;
    • Crear “lazos de lectura” en las comunidades en riesgo de la localidad;
    • Reactivar bibliotecas existentes o fundar nuevas;
    • Vincularse a instituciones educativas, culturales, sociales y recreativas, estableciendo con ellas, comunidades de aprendizaje para fomentar la lectura.

 

Para lograr los objetivos institucionales el Estado debería asumir la función educativa que tradicionalmente le compete y el ámbito privado, iniciar, motorizar y concretar este nuevo emprendimiento. Una cuestión de esfuerzos solidarios.

Con esta idea como eje organizador y los objetivos ya enunciados, miembros del Club de Narradores presentan en 1984, al recién constituido Concejo Deliberante, un proyecto de SALA ABIERTA DE LECTURA INFANTO JUVENIL que es aprobado por unanimidad en la primera reunión del cuerpo legislativo por medio de la Ordenanza Municipal Nº 6160/84.

Después de cuatro años y un recambio democrático, el nuevo ejecutivo llama al grupo gestor del proyecto para concretarlo. Se constituye la Asociación Amigos Sala Abierta de lectura infanto juvenil, previa convocatoria amplia a la comunidad de Tandil, obteniéndose la Personería Jurídica en poco tiempo. Sin embargo organizarla y poner en condiciones el local que la comuna cediera transitoriamente (en el Teatro del Fuerte) llevó tiempo y esfuerzo. La época, de plena crisis económica hacía difícil la obtención de recursos. Clubes, instituciones, entidades y personas de la comunidad  brindaron solidariamente sus aportes .

La SALA ABIERTA DE LECTURA se inaugura el 17 de noviembre de 1989 y desde ese momento su crecimiento fue constante por lo cual debió trasladarse a otros espacios alquilados o cedidos por la comuna hasta que su desarrollo sostenido y su inserción comunitaria ameritaron un afincamiento definitivo. Esto se produce en 1998 en una propiedad adquirida por la Municipalidad y donada a la Asociación de Amigos.

Hoy puede decirse que se ha instalado, en gran parte de la comunidad educativa de Tandil, la necesidad de acercar el libro a niños y jóvenes, multiplicando las prácticas de lectura y escritura que paradójicamente se habían descuidado en la escuela.

Año a año crecen las demandas de los servicios que ofrece la institución: asesoramiento para la organización e instalación de bibliotecas de aula y escolares,  visitas del bibliomóvil a escuelas rurales, centros comunitarios, guarderías, y, fundamentalmente, valijas viajeras para el aula. Año a año se implementan acciones de capacitación y actualización de mediadores. Los proyectos de lectura y escritura que desarrollan escuelas y bibliotecas escolares y populares en la actualidad trascienden sus propios ámbitos y se vuelcan en la comunidad con la intención de que ésta asuma también la responsabilidad que le compete en la alfabetización calificada de sus generaciones jóvenes. Además y desde el año 2000 y 2001 la institución ha implementado proyectos especiales de lectura y escritura que contribuyen a la difusión (en el sistema educativo, y fuera de él),  de las prácticas del lenguaje.

Este accionar de la Sala Abierta de Lectura  sumado a  su relación con estamentos gubernamentales, la vinculación con escritores e investigadores, sus propuestas de  capacitación y actualización de mediadores, el tipo de gobierno de la institución y la cogestión con el ámbito municipal, le han valido importantes reconocimientos a nivel regional, provincial y nacional.

Boletines Informativos La Biblioteca Agenda Actual Boletines Informativos Sitios de Interes
Sapo de Otro Pozo